21 octubre, 2019

ironia y sarcasmo

Marzio Mariani autor

ironíanombre femenino1.Modo de expresión o figura retórica que consiste en decir lo contrario de lo que se quiere dar a entender, empleando un tono, una gesticulación o unas palabras que insinúan la interpretación que debe hacerse."la escritora hace un uso de la ironía capaz de descomponer el más sólido sistema de verosimilitud; la chica de la recepción lo había mirado sin ninguna ironía; después de decir que se había duplicado el paupérrimo presupuesto del Festival, añadió con ironía: “Por eso, este año la dirección del Festival no podrá quejarse tanto”"2.Situación o hecho que resulta ser totalmente contrario a lo que se esperaba o que marca un fuerte contraste con ello."siempre dijo que no trabajaría en su empresa y ahora tiene un cargo directivo: ironías de la vida; para ironía de la historia, los vencidos políticos han resultado vencedores económicos"

**

Significado de Ironía

Qué es la Ironía:
La ironía es una forma de dar a entender algo expresando lo contrario de lo que se quiere decir o se piensa. La palabra proviene del griego εἰρωνεία (eirōneía), que significa ‘disimulo’ o ‘ignorancia fingida’.

La ironía es también el arte de burlarse de alguien, de denunciar, criticar o censurar algo, pero sin expresarlo de manera explícita o directa, sino dándolo a entender.

En este sentido, la ironía valoriza algo cuando realmente lo quiere desvalorizar, o, al contrario, desvaloriza algo cuando en realidad busca realzar su valor.

La ironía, además, es cierto tono de voz o de postura mediante los cuales se buscar caracterizar o enfatizar más la verdadera intención de lo que se dice.

Así, una ironía puede ser verbal cuando se dice una cosa distinta a lo que se quiere significar. En este sentido, también es usada como figura literaria. Por ejemplo: “Nunca entraría en un club que me admitiera como socio” (Groucho Marx).

Una ironía también puede referirse a situaciones en que aquello que ocurre resulta contrario a lo supuesto o esperado. Por ejemplo: una estación de bomberos se incendia, una comandancia de policías es asaltada, un perro es mordido por una persona, etc. A este tipo de situaciones paradójicas también se las llama ironías de la vida.

En el lenguaje escrito, para señalar una ironía, puede emplearse un signo de exclamación encerrado entre paréntesis (!), uno de interrogación (?), comillas, con un emoticono, etc.

Vea también Figuras literarias.

Ironía socrática
Como ironía socrática se conoce la fórmula irónica con que Sócrates, en su método dialéctico, abría el diálogo con el interlocutor. Consistía en poner a su interlocutor (el alumno) por lo alto, considerándolo como un sabio en determinada materia, para a continuación comenzar un proceso de indagación que conduce al conocimiento. Así, la finalidad de la ironía socrática era conseguir que el interlocutor se sintiese a gusto para hablar abiertamente de un tema. Un ejemplo sería: "Tú, Octavio, que eres un sabio en literatura, ¿me podrías explicar qué es la poesía?"

Vea también Mayéutica.

Ironía trágica
En el teatro, se llama ironía trágica o dramática a aquella situación paradójica a que se enfrenta un personaje en la acción dramática sin saberlo, que le suma intensidad dramática a la obra, mientras el espectador, por su parte, es consciente de la situación en que se encuentra el personaje. Un ejemplo de ironía trágica es la obra Edipo rey, de Sófocles, donde el personaje principal, Edipo, rey de Tebas, descubre que es el asesino del rey anterior, Layo, y que, en consecuencia, se ha casado con su madre, Yocasta.

Ironía y sarcasmo
Ironía y sarcasmo no son sinónimos exactos. El sarcasmo puede ser un cometario o burla pesada, mordaz u ofensiva, o un comentario hiriente o malintencionado. La ironía, en cambio, es dar a entender lo contrario de lo que se dice, o una situación en que lo que ocurre resulta ser paradójicamente opuesto a lo esperado o lo lógico. En este sentido, el sarcasmo puede ser un tipo de ironía.

Vea también Sarcasmo.

Ejemplos de ironía
En la ironía, suele haber un contexto que permite interpretar correctamente aquello que se quiere expresar, aun cuando se esté diciendo lo contrario. Por ejemplo:

[Lloviendo]: Pero, ¡qué lindo día hace!
[Llegando tarde]: ¡Tú siempre tan puntual!
[No colaborando en nada]: Siéntate, no te vayas a cansar de tanto ayudar.
[Cuando se dice algo muy obvio]: Si no me dices, no me entero.
[De vacaciones, descansando]: ¡Qué vida tan dura!
[Habiendo comido todo]: ¡No tenías hambre!
Fecha de actualización: 12/11/2018. Cómo citar: "Ironía". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/ironia/ Consultado: 24 de agosto de 2019, 01:30 pm.

https://www.significados.com/ironia/


**

DEFINICIÓN DE
IRONÍA
Este término deriva de un vocablo latino que a su vez deriva del griego, y se entiende como una burla disimulada. Consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice a través de una cierta entonación o del lenguaje corporal.

Ironía
Un ejemplo del uso de la ironía en el habla coloquial puede ser el siguiente. En un programa de televisión se da la noticia de que un hombre fue hallado muerto con cinco disparos en la cabeza. Un espectador comenta que según su opinión se trató de un asesinato; a lo que otra persona que se hallaba observando la noticia, ante la obviedad de la afirmación del primero, expresa: “¡Qué inteligente! Me sorprende tu capacidad de deducción”.

La ironía no siempre está destinada a la burla del prójimo ni resulta agresiva. Una persona que debe ir al hospital a visitar a un pariente enfermo puede comentar, a modo de lamento: “Tengo un plan muy entretenido para esta tarde”. Algo similar ocurre cuando dos compañeros de clase se juntan a estudiar y uno afirma: “No sabes cuánto nos vamos a divertir con estos libros”.

La ironía más cruel y violenta se conoce como sarcasmo: “No, no estás gorda, es que todas las demás están muy flacas”. Este tipo de expresiones supone una agresión que intenta discriminar y herir a la destinataria.

Otra frase irónica o sarcástica es la siguiente: “Por supuesto que valoro tu dedicación, es más, voy a organizar una fiesta en tu honor para premiar la relevancia de tu inconmensurable esfuerzo en pos de esta empresa”.

La ironía como figura retórica

En el caso de la ironía como figura retórica podemos decir que permite que se trata de una herramienta que permite a un autor que exprese una cosa diciendo lo contrario. Sirve para dotar a los textos de una cierta suspicacia o volverlos burlescos.

Entre los autores que mejor han sabido valerse de este recurso a la hora de escribir podemos mencionar a Francisco de Quevedo y William Shakespeare. Sin embargo, en este punto es importante señalar que existen muchos tipos de ironía. Entre los más destacados se encuentran:

* Ironía trágica: también conocida como ironía dramática, es propia de las tragedias antiguas y muy presente en casi todas las obras del escritor anglosajón Shakespeare.

Se utilizaba para aumentar la intensidad de las situaciones delicadas en obras donde las palabras y acciones del personaje se expresan de una forma tan cercana para el lector que parecen sumamente verosímiles, pese a contar con un alto contenido de dramatismo que podría considerarse absurdo en la realidad. Detrás de las frases irónicas, el autor consigue acercarse al público y abrirle los ojos en una serie de cuestiones de la vida real que para él ha pasado desapercibido.

* Ironía cómica: presente en las obras de caracter burlesco, en las que el autor presentó una crítica a la sociedad con tintes graciosos y bufones. En la obra de Quevedo encontramos muchísimos ejemplos de este uso.

IroníaEn este caso, la ironía sirve para mostrar una incongruencia entre las expectativas que tiene el lector y lo que al final ocurre. Suelen plantearse tramas sumamente absurdas o, en algunos casos, explicarse situaciones de la vida real de una forma convincente pero estrambótica, dando a entender al lector que la propia realidad se encuentra llena de cuestiones inaceptables que pasan como «normales» e instándolo a razonar y plantearse un cambio ante los posibles hechos que se suceden.

Existen otros ejemplos de ironía. Uno muy claro es el comienzo de la obra «Orgullo y prejuicio» de Jane Austen. Dice: «Es una verdad concebida que un hombre soltero en posesión de una buena fortuna debe estar en búsqueda de mujer».

https://definicion.de/ironia/

**


sarcasmonombre masculino1.Dicho irónico y cruel con que se ridiculiza, humilla o insulta."estoy harto de tus sarcasmos, así que, si quieres decirme algo, dímelo claramente"2.Dicho irónico, amargo y pesimista que encierra una queja."desde el siglo XVIII, el paso de lo sublime a lo ridículo, la sátira, el sarcasmo, la parodia y el desdén han sido rasgos dominantes del estilo de los mejores artistas españoles"

**

Significado de Sarcasmo

Qué es Sarcasmo:
Un sarcasmo es una burla pesada, una ironía mordaz, un comentario hiriente que ofende o maltrata. La palabra, como tal, procede del latín sarcasmus, que a su vez proviene del griego σαρκασμός (sarkasmós), que significa, literalmente, ‘mordedura de labios’

El sarcasmo, en este sentido, es una especie de ironía amarga, humillante y provocadora que, a veces, raya en el insulto. A menudo, un comentario sarcástico puede resultar cruel al punto de ofender y afectar al destinatario.

El sarcasmo sirve para menospreciar, poner en ridículo, manifestar desagrado y despreciar a una determinada persona o cosa de manera directa o indirecta. A pesar de las reacciones dramáticas, el sarcasmo también se asocia con la comedia.

Sinónimos de sarcasmo son ironía, burla, desprecio, socarronería, pulla, mordacidad.

En inglés, sarcasmo puede traducirse como sarcasm. Por ejemplo: “Sarcasm increases creativity” (el sarcasmo aumenta la creatividad).

Sarcasmo como figura retórica
Sarcasmo es también el nombre de la figura retórica que consiste en el empleo de la ironía o la burla. Su uso se destaca en la literatura y en el arte de hablar en público (oratoria). En la literatura, la sátira es una composición poética rica en sarcasmos. La sátira pretende mostrar y ridiculizar los defectos de una sociedad, centrándose en un tema en particular. En las expresiones escritas con sarcasmo, el elemento con mayor importancia y que determina el significado de la frase, se expresa entre comillas, en cursivas o con mayúsculas para darle cierto énfasis.

Ironía y sarcasmo
Ironía y sarcasmo no son lo mismo. La ironía consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice, o una situación en que paradójicamente algo resulta contrario a lo esperado. Ironías serían declarar que hace un lindo día cuando se ha desatado una tormenta, o el hecho de que roben la estación de policías.

El sarcasmo, en cambio, es una burla mordaz, dura, ofensiva. En este sentido, el sarcasmo es un tipo de ironía, siendo que la ironía es una reacción más moderada que el sarcasmo, pues no tiene como objetivo burlarse u ofender. Un sarcasmo sería, por ejemplo: “Me siento tan solitario en este momento que no me importa haberme encontrado contigo” (Renato Rodríguez).

Vea también Ironía.

Ejemplos de sarcasmo
Señora, tiene un poco de cara en su maquillaje.
Espere un minuto, estoy tratando de imaginar cómo sería usted si tuviese cerebro.
Su perfume es bueno. ¿Cuánto tiempo ha estado sumergido en él?
Fecha de actualización: 19/11/2015. Cómo citar: "Sarcasmo". En: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/sarcasmo/ Consultado: 24 de agosto de 2019, 01:29 pm.

https://www.significados.com/sarcasmo/


**

DEFINICIÓN DE
SARCASMO
Sarcasmo es un término que proviene del latín sarcasmus, aunque su origen más remoto en está en la lengua griega. La etimología de la palabra remite a “cortar o morder un pedazo de carne”.

Sarcasmo
El concepto hace referencia a una burla cruel y mordaz que ofende o maltrata a alguien o algo. Por eso su origen etimológico está vinculado a “morder la carne” (de la persona víctima del comentario sarcástico).

El sarcasmo es una especie de ironía o burla. Apela al humor con ingenio, pero es malintencionado ya que busca herir al destinatario. Cabe mencionar que puede ser expresado de manera evidente o mediante una crítica indirecta o disfrazada.

En el lenguaje oral, el sarcasmo suele apoyarse en una entonación peculiar. Por ejemplo: “La verdad es que eres un genio” puede ser una frase sincera que busca homenajear al destinatario o sugerir exactamente lo contrario. En el segundo caso, se trata de un comentario sarcástico.

“Usted no se detenga y siga explicándome la cuestión: no sabe cuánto me interesa lo que está diciendo” es otro comentario ambiguo, que podría realizarse con sarcasmo para hacer notar a la otra persona que sus palabras no resultan interesantes para su interlocutor, y que éste no está dispuesto a prestarle atención.

El sarcasmo, como la ironía, puede ser tan sutil que, en ocasiones, el oyente no logra captar la agresión, en especial cuando existen diferencias culturales o generacionales entre los interlocutores.

Las comunicaciones escritas, por su parte, hacen explícito el sarcasmo a través del uso de comillas o mayúsculas: “Qué ‘buen humor’ que tienes esta tarde”, “El premio ha sido un GRAN logro de tu parte”.

SarcasmoComo es de esperarse, el abuso del sarcasmo en las relaciones interpersonales puede acabar con la paciencia de quienes deban tolerarlo. En Estados Unidos, por ejemplo, este recurso de la comunicación parece formar parte de su identidad; en Argentina, por otro lado, la realidad solía ser muy diferente, hasta que el consumo de cine y televisión norteamericana acarreó éste y otros rasgos culturales.

Este fenómeno ocasionó que se formara una línea divisoria entre quienes lo adoptaban, con la consiguiente alteración de la personalidad, y quienes mantenían una conducta más tradicional. El choque entre estos dos grupos de personas, generalmente jóvenes y ancianos respectivamente, es inevitable: cuando el sarcasmo es considerado un insulto a la inteligencia, independientemente del grado de seriedad del comentario, la comunicación no es posible.

Es importante señalar que el uso del sarcasmo no necesariamente indica hostilidad; muchas veces se hacen comentarios con doble sentido con intenciones humorísticas, o como una manera amena de reflexionar acerca de los propios errores. A propósito de este último punto, el sarcasmo no siempre se dirige a los demás, sino que es posible criticarse a uno mismo mediante frases de una cierta agudeza, que denoten al mismo tiempo un descontento y el compromiso de mejorar.

Un ejemplo de lo anterior puede tener como protagonista a una persona que sale de su casa para dirigirse a una entrevista de trabajo y descubre que ha olvidado las llaves de su coche; ante tal hallazgo, se dice a sí misma «¡Perfecto! Lo mejor que puedo hacer en este momento es perder tiempo y agitarme».

La psicología ha demostrado en reiteradas ocasiones que no hay mejor terapia que exteriorizar los sentimientos; en este sentido, el sarcasmo puede servir para dejar salir la ira en cuanto se manifiesta, en pequeñas cantidades, antes de que se acumule y se convierta en un problema incontrolable y peligroso. Nadie debería temer enfrentarse a la verdad, a sus defectos, a sus equivocaciones; y un comentario con un cierto grado de sarcasmo, emitido en el contexto indicado, puede resultar el camino más ameno para la autosuperación.

https://definicion.de/sarcasmo/