21 agosto, 2008

Sobre echarse a hacer el amor

El álbum cuya tapa ilustra estas líneas fue editado por Queen en el año 1977 y la edición local en Argentina se llamó “Noticias del mundo”, hasta ahí todo bien, si pasamos por alto que la misma era de muy baja calidad, y si bien conservaba la tapa doble con una imagen en color en el exterior y otra en blanco y negro en la cubierta interior no se podía comparar con las ediciones que podíamos acceder entonces, como la brasilera que venía con mejor terminación, sobre interior y vinilo de mejor calidad. Hay que recordar que el mejor vinilo era importado y a pesar de Martinez de Hoz acá se conseguían buenos productos importados pero la producción nacional era muy pobre.

Pero más allá de estas curiosidades, algunas técnicas, otras artísticas, la tapa de los LP era muy importantes para los fanáticos porque la estética de las mismas era una razón de peso a la hora de comprar, si recordamos que la información por esos días de la década del setenta no abundaba como en la actualidad y a menudo se decidía una compra por la portada misma.

Y la curiosidad más interesante o rara o vergonzosa o como se quiera, tenía que ver con lo más importante del contenido: con la música.

Vaya sorpresa nos llevamos cuando nos dimos cuenta que el álbum traía un tema de menos, Sí, le faltaba una canción!


El tema “Get down, make love” no pasó la censura argentina de los años de plomo y no formó parte del álbum. Por aquellos días decir “Échate a hacer el amor” parece que fuera una incitación a la revuelta (o revuelca) popular o simplemente ya que podían trataban de controlar todos nuestros movimientos posibles, aún los mas íntimos.

El tema en sí es un delirio psicodélico que envuelve una letra provocativa en una parafernalia de sonidos eléctricos y encuadra perfectamente con el resto del disco. Hoy lo escucho y no me lo imagino sin este tema.

Claro, algunos fans advertían el engaño a tiempo y juntaban unos morlacos extra para comprar la edición del país vecino que también se conseguía en los stores locales gracias al dólar de tablita del orejudo ministro plenipotenciario de economía de aquellos días.

Una incoherencia más de un régimen que las sumaba a raudales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.