15 octubre, 2008

La Razón y La Voluntad

La razón y la voluntad se pregona en la estación, la gente se choca y se apura, la sortija de papel baila, rota en el aire trazando arabezcos como borradores de las novedades. Los transeúntes más avezados saben a qué atenerse, los otros, circunstanciales se pueden ver sorprendidos tironeando de un periódico que no cede, que se queda en manos del voceante "La Razón a voluntaaaareoooo!" si no asoma la moneda compensatoria.
Algunos cumplen timidamente su trabajo, otros cumplen ampulosamente su destino, de llegar a mañana o al menos de completar hoy, este rato que sigue.
Entre el bien y el mal, el delito y los derechos más elementales, apurando su rutina mientras sea posible.
Razón y voluntad, ni más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.