07 agosto, 2010

Hiroshima

Bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki

"Los bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki fueron ataques nucleares ordenados por Harry Truman, Presidente de los Estados Unidos de América, contra el Imperio de Japón. Los ataques se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945, y pusieron el punto final a la Segunda Guerra Mundial. Después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades, el arma nuclear Little Boy fue soltada sobre Hiroshima el lunes 6 de agosto de 1945, seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki. Hasta la fecha estos bombardeos constituyen los únicos ataques nucleares de la historia."

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Bombardeos_at%C3%B3micos_sobre_Hiroshima_y_Nagasaki

***

Fotografía: AFP


Notas:

Cuando era niño, en la década del 70, se hablaba a menudo de la bomba atómica. Aún estábamos inmersos en la guerra fría y el temor a un desastre atómico estaba siempre presente y se hablaba de ello con más frecuencia que en la actualidad.

Para mí la bomba e incluso la guerra eran abstracciones en un país idílico, una tierra de paz y de trabajao , tal como me habían presentado a la Argetnina. En ese contexto cayó en mis manos un pequeño libro que ya no tengo ni recuerdo su editorial o autor pero cuyo nombre "Hiroshima" me hipnotizó y me llevó a leerlo, aún siendo un pibe de once o doce años.

No se trataba de una crónica de guerra, ni de hazañas bélicas ignominiosas, sino simplemente de la vida de la gente, el mundo y las costumbres cotidianas de un pueblo, su historia y tradiciones contadas brevemente hasta que un día esa cotidianeidad se interrumpe para siempre, luego Nagasaki, finalmente el mundo todo comprende que ya no volverá a ser el mismo.

El hombre moderno que hasta ese entonces se creía todopoderoso, ilimitado, con tal capacidad creativa que hasta podría superar al mismo Dios, cae en la cuenta que su poder ahora puede destruirlo, acabar con todos sus enemigos, sí, pero también arruinar la tierra que comparte con ellos.

Habrá muchas explicaciones para la guerra y la destrucción que conlleva, pero son aberrantes, inaceptables para la especie humana que no puede dejar de avergonzarse de este hecho y que tiene mucho más y mejor que dar.


***

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.