13 marzo, 2011

La peor crisis



Desde el año 2008 se ha desatado en el mundo la más reciente crisis del capitalismo, que con epicentro en Estados Unidos y más específicamente en sus turbias inversiones inmobiliarias se fue expandiendo por el mundo con diferentes intensidades. Podía haber sido en cualquier otro rubro, ya antes dieron aviso las quiebras de Enron y las empresas puntocom. Al parecer nadie tomó nota.
En un primer momento obligó a tomar medidas en el propio mercado financiero, principal fuente de las ficciones que causaron la debacle y allí cayeron algunos de los grupos de opinión económica que hasta dictaban directivas a países enteros para adoctrinarlos sobre la mejor manera de conducir sus políticas económicas: los prestigiosos “consultores” que eran casi la medida del accionar mundial de las finanzas. ¿Cuántas veces leímos que las medidas que toma nuestro gobierno no eran bien vistas por estos referentes? El mundo capitalista miraba a estas firmas y obedecía su sabia dirección claramente intencionada hasta que tanta mentira cayó por su propio peso.
En un primer momento, tal vez por falta de reflejos, tal vez para amedrentar al resto de la gente, ¿quien sabe? se dejó quebrar algunas de estas firmas emblemáticas (recuérdese Lheman Bros.) pero pronto el estado norteamericano tomó cartas en el asunto. En un sistema que desde hace años recomienda el alejamiento del estado de la economía se comienzan a tomar medidas que demuestran lo falso de esta premisa y se destinan cientos de miles de millones de dólares a rescatar bancos y empresas en situación crítica so pretexto de preservar el bien general. Vimos ante nuestros ojos un desfile de millones que por cientos iban a las manos de directivos que no dejaban de cobrar sus cupones de premios acordados con sus empresas y nos podemos preguntar ¿llevan a su empresa al borde de la quiebra y reciben un premio? Entonces: ¿está bien o está mal lo que hicieron? Es así como otra vez los ciudadanos comunes pagan el costo de otra de las crisis sistémicas que el capitalismo genera y seguirá generando y mediante las cuales absorbe más y más de los que tienen menos y lo transfiere a sus propias arcas.

En Europa la crisis impactó de manera diferente de acuerdo al nivel de aplicación neoliberal de cada estado, Irlanda casi entra en quiebra, lo mismo ocurrió con algunos países balcánicos que recientemente abrazaban estas políticas económicas, en Grecia tres años después siguen los choques de los estudiantes y trabajadores que protestan, también los estudiantes se rebelan en Gran Bretaña por sus recortes en educación.
La baja en los presupuestos sociales se agrega a las altas tasas de desempleo que crecen en España y Portugal, en Italia los obreros han comenzado a aceptar condiciones de trabajo que significan un retroceso de sus derechos adquiridos, jornadas de diez horas, renuncia a las huelgas, flexibilidad, a cambio de que FIAT no se fuera con sus inversiones a otro país. Nunca antes se planteó tan crudamente y de frente la verdadera intención del capital, el mundo es su territorio, si no se lo complace se desplaza a otra parte. Esto ya lo sabían los trabajadores, nunca había sido tan explícito y tan claro para la opinión pública.

En Portugal se observa otro fenómeno en sus extremos, las tercerizaciones y el cuentapropismo son elevadísimos y ante la emergencia no hay respaldos para quien se ha valido y debe seguir valiéndose por sí mismo, nada de estado. La cara individualista del modelo. Pero así como algunos se entramparon en la burbuja capitalista, otros han sido precavidos, vemos que Alemania se recupera rápidamente mientras sus bancos imponen condiciones durísimas a otros países endeudados. Las noticias optimistas nos hablan de crecimientos leves pero crecimiento al fin en las bolsas de Nueva York y las principales compañías se recuperan, ya "se está dejando la crisis atrás" nos dicen, pero esas mismas compañías que han ganado 6 mil millones a dos años del comienzo de la crisis, en el mismo período despidieron más de un millón y medio de trabajadores y el desempleo no parece dejar de crecer por el momento.

En Latinoamérica, de la mano del consumo chino se creó una situación que por esta vez sirvió de paraguas a países acostumbrados a pagar el pato siempre. Pero a no distraerse porque EEUU devaluó su moneda, el valor económico de referencia de todo el mundo que está en sus manos, y emitieron 600 millones para salir transfiriendo parte de su crisis a terceros, hasta pidieron (sugirieron) a otros países que tomen medidas económicas que los favorezcan para ayudarlos a salir de esta por el bien de todos.

Esto sigue, en el mundo árabe han comenzado a rebelarse las dictaduras y monarquías pronorteamericanas porque la crisis para ellos es directamente hambre en vastos sectores y casi todo el norte de África ha salido a las calles. Quién lo diría! Fue tan sorpresivo que el mundo aún no se acomoda y cuesta posicionarse frente a estos cambios.

En definitiva, creo que esta crisis iniciada hace tres años no ha sido de las dimensiones apocalípticas que se predijeron, colocándola por encima de las crisis de la década del '30. Es probable que ese discurso haya servido para allanar el camino a medidas impensadas que han servido en este nuevo ciclo de crisis para que el neoliberalismo ahora reinante en esta larguísima etapa capitalista pudiera embolsar otra vez gran parte de las riquezas de los que están más abajo, los trabajadores, e imponerles nuevas condiciones en zonas antes privilegiadas, porque seamos sinceros, los países subdesarrollados ya sabemos de desempleo y ajustes así como también de desabastecimiento, hambre, desnutrición y desesperación, ítems estos que no se apreciaron en las economías del norte por estos tiempos. Pero la diferencia que observo es el cada vez mayor nivel de conciencia, la claridad de debate y la masividad de los discursos que en oposición a la hegemonía establecida van interpelando a la realidad que nos cuentan confrontándola con la que vemos.

Es una verdadera encrucijada para los que tienen el poder que los mismos instrumentos de dominación estén tomando la forma de herramientas de conocimiento en manos de la gente. Por las dudas el presidente de EEUU mandó preparar un botón virtual que le permita apagar las redes de comunicación (específicamente Internet) si la cosa se va de madres pero la bola ya está rodando y la pregunta es hasta donde puede llegar la gente. Siempre me pregunto cual es el límite de cada sociedad, ahora se trata de una gran comunidad mundial que parece converger hacía nuevas estructuras ¿cuáles?

IXX (2011)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.