08 octubre, 2011

indignados, émeutes, occupy...

Hay movimientos en decenas de ciudades de norteamérica, protestas en Europa, Africa, movimientos campesinos en Bolivia y de estudiantes en Chile, revueltas en países árabes y un sinfín de manifestaciones de la mano de las crisis económicas, ecológicas, de gobernabilidad y me aventuro a decir que de la mano de los nuevos medios de comunicación, especialmente de las redes sociales. Gracias a la movilidad los usuarios pueden convocarse, compartir imágenes e información que de otro modo quizás no hubieran salido jamás a la luz. De hecho, ya se están tomando acciones para controlar los intentos de rebeldía en las calles y en los media.
De más está decir que el control mediático está en manos de los estados, cooptados o asociados a los mismos intereses ya han logrado desprestigiar a las clases políticas e instalar una gran cantidad de mediocres a la cabeza de gobiernos e instituciones que debieran representar a la gente, pero ésta ha decidido epresentarse a sí misma y tomó la iniciativa de salir a las calles. Del otro lado les vuelven garrotazos, militarización de las calles o la aplicación de leyes ad hoc.
El paso siguiente del poder es enmudecer a la gente, cortarle los vínculos, detener los conflictos antes de que estos estallen. No será complicado para quienes controlan de hecho el flujo de la información. He aquí el gran desafío de las nuevas generaciones, crear caminos alternativos permanentes que no sean interceptados porque el futuro éxito de los cambios propuestos es la comunicación que hace a la unión y la fuerza de los nuevos movimientos.
Una tarea por demás interesante.

IXX (2011)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.