07 marzo, 2013

El asalto contra la educación pública

Por NOAM CHOMSKY | Publicado el 8 de abril de 2012

La educación pública está siendo atacada en el mundo entero y, como respuesta, recientemente se han organizado protestas estudiantiles en Inglaterra, Canadá, Chile, Taiwán y otros lugares.

California también es un campo de batalla. El periódico Los Angeles Times publicó un informe sobre otro capítulo en la campaña para destrozar lo que una vez fue el mejor sistema de educación pública del mundo: "Oficiales de California State University anunciaron que piensan congelar el proceso de matrículas para la primavera entrante en la mayoría de sus campus y poner a todos los solicitantes en lista de espera para el otoño siguiente hasta conocerse el resultado de una propuesta tributaria que hará parte de las elecciones".

Una pérdida de financiamiento muy similar está en proceso por todo el país. "En la mayoría de los estados", informó el New York Times, "son los pagos de matrículas y no fondos estatales los que cubren la mayor parte del presupuesto", de tal manera que "la era de las universidades públicas asequibles, subsidiadas en su mayor parte por el Estado, puede estarse acabando".

Cada vez más, los community colleges enfrentan un futuro similar, y los déficits se extienden a los colegios.



"Fracaso por Diseño" es un estudio reciente hecho por el Instituto de Política Económica (EPI), que por mucho tiempo ha sido fuente de información confiable y análisis sobre el estado de la economía. El estudio revela las consecuencias de la transformación de la economía hace una generación desde la producción doméstica hacia la financiación y deslocalización. Por diseño, siempre ha habido alternativas.

El estudio del EPI observó que el "Fracaso del Diseño" está basado en clase. Para los diseñadores ha sido un éxito increíble, tal como ha sido revelado por la exagerada acumulación de riqueza en el 1%, de hecho el 0.1 %, mientras que la mayoría ha sido reducida prácticamente al estancamiento.

En resumen, cuando tienen la oportunidad, los "Maestros de la Humanidad" persiguen su "vile maxim, todo para nosotros mismos y nada para los demás", como lo explicó Adam Smith hace mucho tiempo.

La educación pública masiva es uno de los grandes logros de la sociedad americana. Ha tenido muchas dimensiones. Un propósito era preparar granjeros independientes para la vida como mano de obra asalariada que toleraría lo que consideraban esclavitud.

En el extremo liberal internacionalista, la Comisión Trilateral, el grupo de política no-gubernamental del cual surgió gran parte de la administración Carter, advirtió en 1975 que hay demasiada democracia, en parte debido a los fracasos de las instituciones responsables del "adoctrinamiento de la juventud". A la derecha, un importante memorando de 1971 escrito por Lewis Powell , dirigido a la Cámara de Comercio de los Estados Unidos se quejaba porque los radicales se estaban apoderando de todo, universidades, medios, gobierno, etc., e invitaba a la comunidad empresarial a usar su poder económico para reversar el ataque en contra de nuestro premiado estilo de vida. Desde entonces, muchas medidas han sido tomadas para restaurar la disciplina. Una es la cruzada para la privatización, poner el control en manos confiables.

Se ofrecen justificaciones con razones económicas, pero no son convincentes. En países desde ricos hasta pobres, incluyendo al vecino México, la matrícula aún es gratis o de bajo costo. Eso era cierto también en los mismos E.U. cuando era un país mucho más pobre después de la Segunda Guerra Mundial y grandes cantidades de estudiantes pudieron inscribirse a la Universidad bajo el 'GI Bill' (ley que beneficia a los soldados), un gran factor en el crecimiento económico.

Otro mecanismo es la corporización de las universidades. Esto ha llevado a un aumento dramático en los niveles de administración, muchas veces profesional en lugar de sacarlos del profesorado como antes.

Algunos de los efectos más insidiosos caen sobre la enseñanza y el monitoreo. El ideal educativo de la Ilustración fue capturado en la imagen de la educación como tender una cuerda que los estudiantes siguen a su manera, desarrollando su creatividad e independencia mental.

La alternativa, de ser rechazada, es como derramar agua en un buque, con muchas goteras, como lo sabemos todos por experiencia. Esta aproximación incluye enseñar sólo para el examen y otros mecanismos que destruyen el interés de los estudiantes y busca ubicarlos en un molde fácilmente controlado. Demasiado familiar hoy.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.