01 febrero, 2014

Vino argentino. La copa de vino.

Introducción.

La copa de vino es un complemento importante para mejorar la experiencia de degustación y hay mucha información al respecto pero curiosamente algunos datos deben decodificarse al estilo argentino.
Por una parte se debe considerar que los nombres de las copas suelen encontrarse en función de las denominaciones de origen pero es bueno hacer las transformaciones correspondientes para adecuar la copa al varietal disponible en Argentina que más se aproxime a la misma.

Gráfico 1
Sigue... (click en el título para abrir completo)



Cuatro Copas para los vinos tintos


fuente: http://www.fansdelvino.com/es/notices/2012/02/-que-copa-es-la-mas-indicada-para-el-vino-que-nos-vamos-a-tomar-325.php

Estos son algunos tipos de copas adecuadas para el servicio de los vinos tintos.

Vinos tintos jóvenes (A) - Este tipo de copas es fundamentalmente el mismo que se utiliza para los vinos blancos con cuerpo y crianza, de hecho, se puede utilizar el mismo tipo de copas. Este tipo de vino, que tiene taninos más bien agresivos, cuando están presentes, principalmente debe estimular las partes internas de la boca evitando al mismo tiempo, al menos en la fase inicial como cuando el vino se introduce en la boca y evitar una sensación desagradable. El cuerpo de la copa también debe ser grande con el fin de permitir una oxigenación adecuada y el desarrollo de aromas.

Vinos tinto con cuerpo o crianza (B) - Las consideraciones expresadas por la copa anterior también son válidas para ésta. Las diferencias son que se recogen en la altura y la anchura de la copa, en este caso mayor, así como la apertura que es más estrecho con el fin de concentrar aromas complejos, originados por el envejecimiento de vino tanto en botella y en barrica, hacia la nariz.

Vinos tinto con cuerpo y reservas (C) - La característica de esta copa es su gran tamaño, con un cuerpo bastante amplio para permitir una correcta oxigenación de los vinos tintos envejecidos durante un largo tiempo en botella y con taninos más suaves, que alcanzó su y redondos estado. La forma de selección de esta copa también permite evitar, cuando sea posible, la decantación del vino, gracias a su anchura que permite una correcta oxigenación del vino, mientras que el desarrollo de aromas complejos y terciarios, que se concentran en la abertura estrecha. Por otra parte, la apertura es alta y recta con el fin de dirigir el vino a la parte posterior de la boca, exactamente por la misma razón se aplica a todos las demás copas para los vinos tintos.
Nota: la copa Grand Bourdeaux es ideal para vinos de la región de Burdeos que en Argentina estarían representados en las variedades malbec, cabernet suvignon, syrah.

Vinos tinto con cuerpo y grandes reservas (D) o Grand Bourgognes - Esta copa representa una variante de la anterior y la diferencia se encuentra en su apertura que tiende a aumentar. Esta característica dirige el vino hacia la punta de la lengua, más sensible a la dulzura, y es útil para aquellos vinos que, después de un largo tiempo de envejecimiento tienden a exaltar su componente de ácido.
Nota: la copa Grand Bourgognes es ideal para vinos de la región de Borgoña. Representadas en Argentina por las cepas pinot noir y chardonnay (aunque ésta se utiliza para elaborar vinos blancos) y aunque se encuentra poco también el borgoña, la denominación originaria que da nombre a la copa.

Gráfico 1a
**

La Casa Riedel

El gráfico número 2 corresponde a la Clasificación de la Casa Riedel* y le sigue un breve listado de los usos correspondientes a cada una (fuente: Guía Repsol):
* Las copas Riedel son las de mayor prestigio y cuentan con diversos tipos de presentaciones según el vino, las cepas y las regiones donde se produzca.. Esta iniciativa creó bastante polémica en el mundo enológico, pero al final se ha demostrado que ha ayudado en la evolución de la cultura del vino. (ver más información en la fuente citada).

Gráfico 2
**

Los varietales

En el siguiente gráfico se describe otra clasificación:


1- Vinos de Jerez  

Esta copa es de la forma tradicional pero con el cristal mejorado y el pie más alto para evitar calentar el vino. Su forma cónica consigue concentrar todo su aroma.

2- Vinos blancos frutados

Esta copa está diseñada especialmente para los Chardonnay pero se puede utilizar para cualquier vino blanco frutado. Su forma consigue que los vinos más jóvenes expresen toda su frescura y los más mayores todos sus aromas minerales.

3- Vinos blancos de Borgoña

Copa diseñada para este tipo de vinos, blancos, secos y aromáticos. Está perfectamente proporcionada para que el vino manifieste todo su variado bouquet sin concentrar demasiado sus aromas.

4- Grands Crus de Borgoña

Esta copa está expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y ha sido descrita como perfecta para degustar los grandes vinos de Borgoña. Es una copa muy ancha que permite que se desarrollen todos los aromas frutales del vino y también, equilibrar su acidez.

5- Burdeos Grandes Vinos

Copa pensada para destacar las cualidades de estos vinos. El largo recorrido que hace el vino hasta la boca permite que se airee sacando todos sus aromas y consiguiendo intensificar el sabor.

6- Champagne

Las copas de Champagne, de Cava y de otros espumosos son estrechas y largas para conseguir que las burbujas sean sutilmente más suaves y que no se pierdan los aromas.

7- Champagne Cuvée Prestige

Los grandes Champagnes y los grandes Cavas necesitan una copa más especial. Su forma aflautada permite enfatizar su aroma y su textura sin que predominen las burbujas.

8- Vinos Rosados

Las copas para vinos rosados son similares a la de los blancos afrutados. No tienen que ser excesivamente grandes para que no pierda su aroma, ni excesivamente alargadas para que no se aireen en exceso.

9- Sauternes u otros Vinos Blanco Licorosos

Esta es la copa ideal para vinos blancos licorosos, en especial el Château d’Yquem, y vinos dulces porque consigue que la acidez se exprese más y la dulzura se equilibre. Al tener la boca cerrada y curva, logra que sus aromas se acentúen.

10- Tintos españoles Crianza, Reserva y Gran Reserva

Las copas para los tintos españoles se han diseñado especialmente para los de la variedad tempranillo, mayoritaria en los vinos de Rioja y Ribera del Duero. Son altas y con la boca ligeramente cerrada consiguiendo concentrar el aroma sin evitar que el vino se airee. Sin variar la forma, la copa es más grande según el vino, sea crianza, reserva o gran reserva ya que estos últimos necesitan abrirse más.

**

Algo más...

Se debe considerar que los cepajes clasificados por su vid se deben a los norteamericanos y para adecuar las copas a los vinos disponibles en el país es bueno tenerlo en cuenta ya que muy a menudo nuestros vinos obedecen a los mismos varietales.



**


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.