20 junio, 2015

Consejos de pesca Publicado por Gerardo Fernández en Tirando al Medio

La pesca es una actividad con tantas especificidades y detalles que sus cultores, los pescadores, bien podrían asimilarse a artesanos, a artistas.

Pescar es, de alguna manera, desarrollar las mejores artes para obtener los peces más codiciados.

Los pescadores verdaderos buscan siempre hacerse de la mejor presa, usualmente identificada por su tamaño o por alguna característica como su rareza o, mejor, su agresividad y sentido de la supervivencia. Y cuando la consiguen, es usual que quieran registrar ese momento cúlmine en una foto. Se los ve orgullosos, felices, portando la pieza que viene a coronar no sólo la batalla con la naturaleza de los minutos previos, sino también los años de aprendizaje, disciplina y método requeridos para esa coronación.

La pesca con línea es, a diferencia de las pescas con arpon o red, un arte de engaño. En el extremo de la línea el pescador instala un artificio cuyo objeto es hacerle creer a la presa, al objetivo, que es inofensivo y apto para el bocado. Que no representa peligro atraparlo, engullirlo, tanto sea para satisfacer una necesidad orgánica como el hambre, o se trate de una reacción defensiva frente a una potencial enemigo.


En el artificio propuesto al pez radica una parte critica en el éxito del pescador. Puede usar señuelo alimentario, incluso vivo como una lombriz, un camarón, o algún alimento. Pero también están los señuelos que no incitan al hambre sino a la defensa. Los pescadores deportivos en nuestros aguas interiores, en la Patagonia, por ejemplo, usan señuelos que llaman cucharitas, voladores, caimanes, moscas e infinidad de artificios que convocan al pez no ya por su olor o por desprender restos ingeribles, sino por despertar curiosidad y defensa.

Lo importante es que parezcan reales. Y a veces, la búsqueda de verosimilitud por parte del pescador es tan sensible, que ni siquiera el señuelo sabe cuál es su realidad o, peor , cuál podría ser su trágico final. Digámoslo de una vez: el pescador no le dice a la lombriz que su final está cerca. Porque hacerlo sería contrario a los intereses de su pesca.

Lo que puede sorprender, lo que sería inédito, es que una mañana el pez llame por teléfono al Secretario Legal y Técnico de la pescadora y le pida que considere una propuesta de fórmula conjunta. No decimos entonces que estemos frente a una pesca convencional. Estaríamos frente a un caso único de pez que se engancha el anzuelo en la boca, lo asegura, le pega un par de tironcitos a la línea para que el pescador sepa que debe recoger la línea, se sube al muelle, se saca la foto con la pescadora y se mete cómodamente entre los hielos de la conservadora para llegar en buen estado a las GENERALES.

Sería difícil, dadas las características de lo acontencido, decir que esta fue una buena pesca. Más que eso, ha sido una jornada de milagros.

Milagros que a veces ocurren en la pesca. Pero que no han modificado la esencia de la actividad: el señuelo ha sido “usado” y esto lo ofende, lo irrita. Tiene derecho a esa calentura porque se le había hablado de una jornada de nado en aguas calmas y previsibles. Es razonable que decida patear el tablero de la pesca y hasta tener alguna reacción contra el pescador.

Hasta acá hemos hablado de política. Hablemos ahora un poco de pesca.

En primer lugar algunas premisas.

El pescador no se hunde en el agua portando un anzuelo e intenta agarrar al pez para clavarle un anzuelo en la boca.
Desde este blog refutamos absolutamente una línea argumental que pone a CFK como autora intelectual y gestora de la fórmula de unidad Scioli-Zannini. Fue la primera explicación escuchada desde los medios dominantes y su objetivo en esas páginas era indisimulable: una vez más erosionar la figura de Cristina adosándole un determinismo maquiavélico y perverso. Esa misma explicación late en algunos sectores oficialistas. La verdad es que no le consta a nadie. Y uno puede vivir y trabajar en la oficina vecina a la de la Presidente o en Sala de Periodistas de la Rosada, pero hasta ahora nadie confiesa que tejieron esa hipótesis como una conjetura y que el origen e intimidad de las negociaciones solo lo conocen los protagonistas. Desde aquí decimos que es una conjetura falsa.

El pescador debe tener paciencia y estar listo para una tarde de sol, sin peces.
El denominado bottom line de la estrategia de CFK era, eventualmente, llegar hasta las PASO con un candidato muy propio, arropándolo con símbolos de pertenencia, pero en franca y leal competencia con el adversario, un candidato más díscolo, “volátil” digamos. Lo de competencia franca y abierta no es simple inocencia: la eventual derrota del candidato propio no debe simbolizar la derrota propia. Florencio perdía las PASO como uno más. Y mientras tanto Scioli evaluaba lo desértico que es el escenario político real cuando uno se aleja 2 metros del oasis denominado kirchnerismo.

El pescador también debe estar preparado para un pez que supere lo esperado.
Lo que también estamos diciendo es que una hermosa mañana de junio, mientras CFK degustaba un rico té en su oficina y firmaba quién sabe que resolución o decreto, entró el Chino Zannini con una noticia de esas que son “bomba”. Scioli entregaba TODO (el armado de listas de estas horas lo evidencia) por la banda presidencial y el bastón. Era el éxito anticipado e insuperable de la estratega mayor. Que sólo observaba dificultades menores: decirle al señuelo que la pesca había terminado.
Qué escenarios alternativos, de los que hoy se le reclaman al kircherismo, admitía este final?
Negarse a que el big fish se te meta solito en la conservadora con hielo?
Seguir el artificio y ofrecerle a Randazzo un candidato a vice desde el punto de vista simbólico simétrico, Alicia, Máximo, para continuar el juego hasta las PASO para satisfacer al señuelo y dejar contento a un sector menor del electorado ultrakirchnerista que hoy blande el “a-Scioli-no-lo-voto-antes-voto-en-blanco”?

Cuidar el anzuelo y el tippet
Y qué hay de la reacción de Randazzo? Pudo ser esa que tomó y cualquier otra, incluso una más virulenta. Al fin y al cabo es un ser humano que fue fiel al proyecto, que fue alentado a candidatearse y que fue provisto de medios y recursos para visibilizarse. Está más caliente que una pava de lata y con razón. Sus reacciones inmediatas fueron las de una persona ofuscada pero templada. Su carta es razonable. Intentar operar a CFK a la salida de su reunión es hasta entendible. O qué somos los peronistas kirchneristas? Monjes budistas? Un tipo que tiene ego, vocación de poder y experiencia sufriría de la misma manera que lo que está exteriorizando Randazzo su bronca. Lo dejaron sin el premio mayor.

Los pescadores suelen guardar con celo y orgullo al anzuelo del big fish
Y ahora dicen los opinadores que debe re-alinearse al proyecto y aceptar la convocatoria de CFK para candidatearse a provincia. La pescadora no está en condiciones de imponer nada porque maneja la política y las reacciones humanas mejor que nadie. Lo que pudo hacer (y queda confirmado por los tuits posteriores) es abrirle el panorama de opciones que le ofrece el kirchnerismo. Y el pueblo kirchnerista, insaciable como es, ahora quiere que Floro se cuadre como si aquí no ha pasado nada, haga la venia y marche seguro a gobernar la provincia más difícil del país.

Y si le dejamos estas horas para que enfríe? Para que lentamente recapacite y para que entienda que lo más importante no es ni siquiera hacerlo por Cristina, sino por el proyecto nacional, popular e inclusivo que está en juego? Cuando escribimos estas notas todavía faltan algunas horas para el cierre de listas. No podemos decir qué va a pasar. Podríamos tener un Florencio candidato en la PBA, pero sepa el pueblo kirchnerista y, en particular el opinador de feria, que le estamos pidiendo mucho.


CFK le ha mostrado a Floro a través de Facebook que su altísima estima no mengua y que lo quiere adentro, pero es la última persona que en estas circunstancias podría inducir ese camino. Quizás sirva, más y mejor, una llamada amigable y humana de un amigo, de un allegado, quizás de Wado. Pero tiene que ser alguien dispuesto a escucharlo, a dejarlo sacar el entripado que lleva adentro. Desestimo la existencia de espíritus delicados en la política. Creo que la persona podría ser Aníbal, nada menos. Pero, detalle no menor, es candidato a ese puesto.

Alguien dijo que esto terminó?
Alguien dijo que puedo poner al big fish en la piscina de casa y va a quedarse tranquilo?
La pesca, amigos, es una actividad extraordinaria.

Medios y Política
SÁBADO, 20 DE JUNIO DE 2015
Nuevamente el gran Contradicto de San Telmo vuelve a hacer magia analizando la resolución de la interna del FPV.
Publicado originalmente en el blog CARTONEROS DE SAN TELMO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.