08 enero, 2016

Ragendorfer y la Triple Fuga

JAN8
Ricardo Ragendorfer. La triple fuga y el marketing

Tal vez lo más atroz de esta historia –que incluye a dos policías con heridas de gravedad– sea su estructura de chiste.Ricardo Ragendorfer en "el ruido de las nueces"

Desde el punto de vista institucional, la increíble “salida” carcelaria de los hermanos Lanatta y Víctor Schillaci –ocurrida a 17 días de asumir las nuevas autoridades provinciales– no pudo ser más inoportuna.
Desató un festival de especulaciones por parte del espíritu público; entre ellas, un posible pago por los servicios prestados (en referencia a la entrevista de Jorge Lanata a Martín Lanatta, con sus consabidas secuelas electorales), una presunta maniobra del Servicio Penitenciario Bonaerense para marcar la cancha y, también, el largo brazo del narcotráfico.
Por cierto, tal hipótesis fue al principio la predilecta de los flamantes funcionarios. Ahora, en cambio, han extendido hasta límites fantasmagóricos el universo de sus temores y sospechas.
El hecho le hace evocar el caso de la familia Pomar
Ya hubo 62 allanamientos sin resultados, arrestos arbitrarios como breves dicen de la falta de capacidad que ya están a la vista.
Al parecer –se dice por lo bajo en ciertos círculos macristas–, la llegada de María Eugenia Vidal al primer despacho de La Plata habría sido para ella tan sorpresiva que no tuvo tiempo de planificar debidamente su política policial y penitenciaria. Aquí de poco vale el marketing, la magia del focus group y los asesores de imagen.
Ni la tropa a disciplinar es el personal del Teatro Colón sino fuerzas civiles armadas que se financian a sí mismas. Y se autogobiernan. Si algo enseña la historia de las últimas décadas es que tanto La Bonaerense como el Servicio Penitenciario provincial son dos Estados dentro del Estado. Bienvenida, María Eugenia, al mundo real.


Publicado hace 3 hours ago por Francisco Bessone
http://bessone.blogspot.com.ar/2016/01/ricardo-dagendorfer-la-triple-fuga-y-el.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.