11 marzo, 2009

Indignados

Se mueven como peces en el agua ante las cámaras, indignados, porque esta vez las balas les pasan cerca y salen a hacer lo que saben, hablar. Desde su sincero temor, porque alguien de los suyos salió a dar opinión y los demás no pueden ser menos. Podrían perder espacio en las revistas o podría caer su rating si no están con el pueblo en este lance.
Entonces dicen que "quien mata debe morir", que "nadie hace nada", que "te matan por el pancho y la coca (cola)". Y esta misma gente cuando tiene la oportunidad, cotidianamente, en lugar de educar, de abrir las mentes, estupidiza a los mismos que debieran construir un país mejor. Entretienen, ¿por qué no? también a los que luego de entretenidos y con los ojos gordos de culos y tetas siliconadas, y con los tímpanos retumbando tonterías salen a matar y robar.

"Nadie hace nada" Qué abstracción! No pueden decir qué hago yo porque este planteo no cabe en su visión, están para ser vistos, no para verse a sí mismos.

Estos comunicadores se creen inofensivos, aún cuando se codean con los mismos funcionarios que no hacen nada, cuando nos hacen reir de nuestras desgracias, cuando le concenden más espacio y tiempo a ignorantes y fenómenos de toda calaña. Cuando en su discurso es preferible ser un idiota feliz que una persona consiente de la situación que se vive, donde por ejemplo, luego "te matan por el pancho y la coca".

Quiero creerles, creer que en realidad están preocupados, que están de nuestro lado, que por un momento son gente como yo. Pero no puedo. No puedo pensar o sentir que son inocentes, no puedo dejarme engañar otra vez, no puedo y no quiero ser funcional a ellos, a sus designios, como todas las noches cuando intentan atraparme en la hipnosis de sus espejos de colores.

Ivo Xavier Diez (IXX)
2009

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.