10 enero, 2010

La puja actual por el Banco Central Argentino

A ver si con estas notas vamos entrando un poco en un tema que se ha instalado (¿Sólo, o lo instalaron?) en nuestro universo mediático por estos días: el Banco Central.
Hay mucho para ver pero prefiero enfocar en la concepción política de las acciones que se toman porque el fondo de la cuestión es el modelo de país que se discute.
Tratemos juntos de dejar por un momento de ver esta situación como un partido de futbol o como una película americana con buenos y malos.
Si no tenés ganas o tiempo para leer, al menos estás avisado que las cosas no suelen ser lo que parecen.
IXX


“ Permítanme emitir y controlar la moneda de una Nación y no me ocuparé por quién haga las leyes” MEYER A. ROTHSCHILD.

***


¿QUÉ ES UN BANCO CENTRAL?

EL BANCO CENTRAL, es la entidad encargada de regular la emisión de la moneda de un país, del crédito bancario, de orientar la actividad de los bancos comerciales y vigilar los establecimientos de crédito. Se convierte así, en la herramienta que condiciona la vida de una Nación.
(http://www.elfaronacional.com.ar/cuadernos/cuaderno1.htm)

***




La batalla por el Banco Central argentino

El neoliberalismo finge creer que lo mejor para un país es que su Banco Central sea "independiente". Es decir, independiente del gobierno, que queda así con las manos atadas para ejecutar la política económica votada por los ciudadanos. Lo esencial de las presiones actuales del FMI sobre el gobierno argentino apuntan a conservar el poder sobre el Banco Central y la impunidad de sus funcionarios. Se trata de una batalla clave, porque sin poder sobre la propia moneda, ningún gobierno lograría alterar la actual economía de renta, de matriz neoliberal.
(Le Monde Diplomatique, Número 43, año 2003, http://www.insumisos.com/diplo/NODE/3347.HTM)


***

Independencia
Por Alfredo Zaiat

El concepto de independencia del Banco Central se ha instalado en el debate económico como un valor por encima de las instituciones democráticas. Es una idea que permite ocultar la influencia que ejerce el poder financiero sobre las autoridades de la entidad monetaria. Se trata de una concepción conservadora y corporativa del diseño de la política económica que la ortodoxia ha conseguido imponer en el sentido común de la sociedad. Tan contundente ha sido ese logro que hasta dirigentes del centroizquierda la defienden en peculiares alianzas discursivas. Resulta misterioso ese triunfo cultural de considerar la independencia del Banco Central como una estrategia sensata. Dos antecedentes recientes enseñan que esa autonomía provoca fabulosos descalabros económicos y sociales. Esa independencia, o sea tener la capacidad de instrumentar una estructura normativa de escaso control a los bancos y favorable a los intereses de los banqueros, estuvo en su máximo apogeo al momento de desencadenarse dos crisis extraordinarias: la debacle de Wall Street con la crisis subprime y el derrumbe bancario en Argentina con el corralito y la pesificación asimétrica. Estos antecedentes deberían abrir el cuestionamiento a la “independencia” del Banco Central.
(Transcribimos las nota de Alfredo Zaiat sobre la Independencia del Banco Central del dia 9/1/10 en pagina 12)

***


El rol del Banco Central y la Fuga de Capitales.

El Banco Central publica en el año 2009 en las estadísticas del Balance Cambiario la cuenta denominada “Formación de Activos externos del Sector privado no financiero”. En la misma se refleja que la estafa a la comunidad se discrimina con fuga de capitales para el año 2007 de 10.271 millones de dólares; más la suma de 22.862 millones de dólares para el año 2008, más la suma de 10.096 millones de dólares para los primeros trimestres del año 2009. El total arroja el escalofriante saldo de 43.679 millones de dólares fugados en dos años, según la propia información del Banco Central. Nuestras proyecciones nos permiten evaluar como posibilidad de mínima que a fines del año 2009 la fuga de capitales desde mediados de junio de 2007, superen los 50.000 millones de dólares.
La pregunta que surge es ¿Cómo es posible que el sector privado más concentrado de la economía obtenga divisas, para luego fugarlas?
Las divisas adquiridas y luego fugadas, pueden provenir de dos fuentes: por un lado de la venta de las mismas por parte del Banco Central, o la otra posibilidad, que se trate de divisas obtenidas para las empresas exportadora que no fueron liquidadas como legalmente corresponde, es decir, omitiendo su transformación en pesos moneda nacional.
La respuesta a la pregunta la da el propio Banco Central al afirmar en sus estadísticas que en el mismo lapso que se considera la fuga solo se vendieron 967 millones de dólares de sus reservas. El 2,2% del total.
La conclusión entonces no es otra que las divisas obtenidas para luego ser fugadas provienen en su amplia mayoría de divisas no liquidadas.
Podemos decir entonces, que el Banco Central a través del mal desempeño de su conducción con intencionalidad o no, ha permitido que una suma similar a las reservas actuales, fueran apropiadas justamente por el poder económico concentrado ya que es el único que cuenta con los fondos suficiente para adquirirlas y que además tiene la voluntad política destituyente para fugarla de la economía nacional con destino interno o con destino externo hacia algún “paraíso fiscal”.
(http://mesaproyectonacional25demayo.blogspot.com/2010/01/el-rol-del-banco-central-y-de-paso-la.html)

1 comentario:

  1. Anónimo12:47 p.m.

    Es muy dificil saber si en esta puja por el poder los intereses son beneficiosos pARA EL PAÍS

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.