19 marzo, 2016

Dos ranas

LAS DOS RANAS
Dino Segre, Pitigrilli
Italia (1893-1975)

Dos ranas que iban de paseo cayeron en un recipiente lleno de leche. Después de llevar a cabo algunas tentativas para salir, una de ellas dijo:
- Las paredes son demasiado lisas; tienen una inclinación de 45 grados; la fuerza de propulsión de mis patas forman un paralelogramo en el cual A más B, multiplicado por C... divi­diendo luego el producto por el logaritmo de... Sin contar con que Arquímedes ha dicho: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo" y no tenemos punto de apoyo en esta materia fluida...
Como su compañera no daba muestras de creer en sus pala­bras, sacó la regla de cálculo y realizó operaciones complicadísi­mas, que demostraban que toda tentativa de salir estaba matemá­ticamente destinada al fracaso. Después se metió en el bolsillo la regla de cálculo y, con la pasividad de un estoico, se dejó morir. La otra rana no escuchó sus explicaciones científicas y eru­ditas e hizo los movimientos más absurdos, más irracionales, violando todo lo que la matemática, la física y la mecánica han establecido. A fuerza de realizar toda suerte de movimientos desordenados, la leche se condensó bajo sus patas y el animal se encontró apoyado sobre una pella de manteca, desde la cual le fue fácil dar un salto.
La primera rana era una rana macho; la segunda, una rana hembra.



¨¨








No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.