08 mayo, 2022

El multiverso ya está aquí

Las múltiples realidades al estilo de los comics son una realidad y ya están entre nosotros. Hay extremos de alucinados que viven en mundos de fantasía en pseudoreligiones, mundos fantásticos, universos psicotrópicos, etc. que bien podemos identificar a diario e incluso los mismos que viven en ellos hacen la distinción toda vez que pueden par que nos conste y de paso nos suelen invitar a que hagamos el pasaje. Allí no está el centro de esta entrada. Nuestro foco está en la gente "normal", la gente común y corriente entre nosotros y hasta nosotros mismos, pasajeros que compartimos el día a día con miradas e interpretaciones bien diferentes a veces conscientes de ello, otras veces no tanto.
¿Cuál es la mirada de un norteamericanos sobre la invasión a Iraq? ¿Y la de un iraquí?
Para occidente Rusia es comunista, ellos lo perciben de otra manera. No se trata de la verdad, objeto de investigadores serios si queda alguno sino de las diferentes construcciones individuales y/o sociales que se forman en torno a cualquier cuestión.
Un espectador de un medio "independiente" está convencido que un funcionario "se robó dos PBI", otro, de otro canal cree que un ex funcionario es un vago irremediable y estos universos no se cruzan. Cada cual se realimenta de sus propias versiones de los hechos que asumen como verdades, se construye así un imaginario propio de comunidades que hoy gracias a las redes que anulan las distancias se pueden hacer "amigos" y compartir y corroborar las ideas que refuerzan sus mismas ideas.
Un ejemplo extremo pueden ser los terraplanistas, así como hace un tiempo (no tanto) eran los perseguidores de ovnis, cuyas teorías pueden ser rápidamente desmentidas por pruebas científicas contundentes pero la "solución" a estas interferencias es muy simple: basta con cerrar los caminos a las explicaciones ajenas y quedarse con las propias. La posverdad atribuida principalmente al plano comunicacional e ideológico es una variante de estos universos que es utilizada para manipular ciertas creencias en la gente.
No estamos describiendo algo tan extraño, basta recordar que en los viajes y más aún en la antigüedad al toparse con culturas diferentes se ingresaba a un mundo de conocimiento, de códigos y de costumbres a veces indescifrables para el viajante. La novedad es que dentro de una misma cultura y de manera transversal se nos presentan divergencias a veces incomprensibles desde cuestiones metafísicas a la salud o la alimentación sin mencionar las obvias diferencias políticas o religiosas, aunque en estos casos la novedad es la intolerancia que nos lleva a pensar que es imposible la convivencia con gente tan diferente a uno ¿por qué será?
Esas percepciones de la vida y el ambiente pueden ser tan marcadas y tan distantes que resulta asombroso que dos personas que hasta podrían estar viajando juntos en el metro a la misma hora a su trabajo con todas las similitudes que esto implica pueden tener ideas del mundo absolutamente irreconciliables. ¿Qué realidades diferentes viven estas dos personas? ¿Qué los hace percibirse en las antípodas? ¿Cómo se compone su imaginario y a partir de qué vivencias se constituye?

Ixx, may22


No hay comentarios.:

Publicar un comentario