10 abril, 2015

La falacia de la pesada herencia

Una nota ejemplo de Clarín Web
La nota que sigue es una respuesta a los mancomunados y aceitados esfuerzos por instalar lo negativo del gobierno actual. Por una parte para derrotarlo en las proximas elecciones pero tambien para ir abonando un terreno que le resulte infertil a cualquiera que quiesiera darle continuidad a este modelo. Marcar la cancha que le dicen.
Pero los números que se exhiben es bueno tenerlos a mano porque en la maraña  de datos y especialmente datos falseados es mejor recurrir a las fuentes.

IXX-abr2015



domingo, 5 de abril de 2015

LA FALACIA DE LA PESADA HERENCIA

Por Horacio Torres
http://periodistadeperon.blogspot.com.ar/2015/04/la-pesada-herencia.html


Asistimos en este último tiempo a un denodado esfuerzo opositor por instalar la idea de que el gobierno que asuma el próximo 10 de diciembre recibirá una "pesada herencia". Tanto desde las usinas mediáticas y corporativas como entre los satélites partidarios que les prestan servicio desde la política, observamos rebuscadas piruetas aritméticas que buscan con empeño demostrar la sequedad del agua.

Pero los números, cuando no se los manipula, son claros.

Las reservas internacionales del Banco Central, al llegar Néstor Kirchner a la presidencia en 2003, superaban apenas los US$ 10.000 millones. Hoy están por encima de los US$ 30.000 millones y en ascenso.

El PBI argentino en 2002 era de US$ 97.400 millones. En 2014 alcanzó los US$ 539.053 millones (y para el que quiera tomar el dólar ilegal, aunque la casi totalidad de las transacciones se realizan al precio oficial, siguen siendo más de US$ 350.000 millones).

La deuda externa en 2003 era de US$ 163.000 millones, mientras que en la actualidad totaliza US$ 147.457 millones. Esto incluye la deuda privada. Si nos remitimos específicamente la deuda externa pública (es decir, lo que el Estado argentino debe a acreedores externos), esa cifra baja a US$ 80.000 millones.

Uno de los trucos más utilizados para tratar de refutar lo irrefutable es confundir intencionalmente deuda externa con deuda pública total. Este último indicador incluye las deudas entre diferentes reparticiones estatales. Para trasladarlo a la economía hogareña podríamos decir que, ahora que tu marido/esposa consiguió trabajo, parte del dinero de la casa sale de su bolsillo. El mismo dinero que antes debías pedir prestado afuera porque con un solo sueldo no alcanzabas a cubrir los gastos mensuales. Entonces, te endeudabas.

Hecha esta aclaración, vayamos a lo que se considera habitualmente en cualquier ámbito como "herencia": cuánto nos legan en dinero y/o bienes y cuánta deuda dejan.

Para tener un punto de referencia, comparemos la herencia que recibió Kirchner con la que recibirá el próximo gobierno: revisemos la relación entre lo que teníamos y lo que debíamos al comenzar el gobierno de Néstor contra lo que tenemos y lo que debemos en la actualidad.

Si comparamos reservas conra deuda, antes de los gobiernos kirchneristas había que multiplicar por 16 las reservas para llegar al monto total de la deuda. Hoy alcanza, y sobra, con multiplicarlas por 5.

Si la relación la hacemos entre deuda externa y PBI, hace 12 años la deuda representaba el 167% del PBI argentino. Hoy representa apenas el 27% (aproximadamente el 40% si se toma el dólar ilegal).

Como último punto, una reflexión acerca de las razones que llevan a los sectores mencionados al comienzo a desvirtuar los valores reales de la herencia. Más allá de atacar al Gobierno por lo que sea, este tema conlleva una motivación adicional: convenciendo a la sociedad del presunto peso de la herencia lograrán hacer más viable el ajuste y el endeudamiento que se proponen llevar adelante.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.